miércoles, 8 de febrero de 2017

Bellum aut Pax

Ubi solitudinem faciunt, pacem apellant

Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit

Inter arma, silent Leges

Bella matribus detestata :

Si vis pacem, para bellum;

Si vis pacem, para iustitiam


El imperio y la paz a discusión

No son sólo los críticos de hoy quienes cuestionan la bondad de Obama cuando habla de "extender la paz".
Ya el escritor latino Tácito puso unas palabras precisas en boca de uno de los que lucharon contra el imperio romano. Se trata del jefe de los pictos o escotos (pueblo de la actual Escocia) llamado Calgacus:

Raptores orbis, postquam cuncta vastantibus defuere terrae, mare scrutantur: si locuples hostis est, avari, si pauper, ambitiosi, quos non Oriens, non Occidens satiaverit: soli omnium opes atque inopiam pari adfectu concupiscunt. Auferre trucidare rapere falsis nominibus imperium, atque ubi solitudinem faciunt, pacem appellant.

"Saqueadores del mundo, cuando les faltan tierras para su sistemático pillaje, dirigen sus ojos escrutadores al mar. Si el enemigo es rico, se muestran codiciosos; si es pobre, despóticos; ni el Oriente ni el Occidente han conseguido saciarlos; son los únicos que codician con igual ansia las riquezas y la pobreza. A robar, asesinar y asaltar llaman con falso nombre imperio, y paz al sembrar la desolación" 

(Cornelio Tácito, Agrícola, Madrid: Gredos, 1988, p. 80)