lunes, 30 de enero de 2017

Reglas de evolución del latín al español

En almacen de clásicas tenemos estas 20 reglas

Los ejemplos de todos los cambios en sustantivos que se proponen aparecen en acusativo, ya que fue este el último caso que se conservó y, por tanto, el último que se perdió al dejar de pronunciarse la m final en época tardía.



I. CAMBIOS GENERALES:

1. La m final del acusativo no se pronuncia en época tardía y acaba por perderse:

                        Rosam > rosa.

2. La u final del acusativo de las declinaciones 4ª y 2ª , al desaparecer previamente la –m del acusativo, se abre en a.

                        Manum > mano.

3. La e final suele desaparecer al quedar en final de palabra (apócope):

                        Meliorem > mejor;       clamare > llamar;         mare > mar.



II. CAMBIOS EN LAS VOCALES:

1.  Las átonas suelen perderse, sobre todo en interior de palabra:

                        Nĕbulam > niebla.

2.  Las tónicas evolucionan de la siguiente manera:

                        A) Largas:

                     Ī > i : lībrum > libro.

                     Ē > e: lēntum > lento.

                     Ā > a: āquām > agua.

                     Ō > o: cōlōrem > color.

                     Ū > u: secūrum > seguro.

                        B) Breves:

                     Ĭ > e: nĭgrum > negro.

                     Ĕ > ie: sĕrvum > siervo.

                     Ă > a: rosăm > rosa.

                     Ŏ > ue: nŏvum > nuevo.

                     Ŭ > o: lŭpum > lobo.

3.  Los diptongos monoptongan de la siguiente manera:

                    Au > o: aurum > oro.

                    Oe > e: poenam > pena.

                    Ae > e/ie/i: praemium > premio/graecum > griego/caementum > cimiento.



III. CAMBIOS EN LAS CONSONANTES:

1.      Las consonantes sordas p, t, c, en posición intervocálica o entre vocal y r/l, se sonorizan, transformándose respectivamente en b, d, g. El diptongo au impide el cambio.

                     Lacum > lago.

                     Pietatem > piedad.

                     Lupum > lobo.

                     Capram > cabra.

                     Incautum > incauto.

2.      Las sonoras b, d, g, a veces desaparecen en posición interior:

                    Cadere > caer/vĭridem > verde.

                    Magistrum > maestro/regere > regir.

3.      La f inicial suele evolucionar a h. > ue/ie lo impiden:

                Fabam > haba, ferire > herir/fŏcum > fuego, fĕram> fiera.

4.      Las consonantes sordas p,c,f, ante l evolucionan a ll:

                Plenum > lleno,  clavem > llave.

5.      La s liquida desarrolla una e epentética:

                Studium > estudio.

6.      Los grupos consonánticos mn, nn, gn, ni, evolucionan a ñ:

                    Damnum > daño.

                    Pugnum > puño.

                    Annum > año.

                    Hispaniam > España.

7.      El grupo ct evoluciona a ch:

                    Tectum > techo.

8.      La consonante l, seguida de i (li) evoluciona a j.

                    Alium > ajo.

9.      El grupo cul precedido de vocal evoluciona a j:

                    Oculum > ojo.

10.  La consonante doble x, evoluciona a j:

                    Proximum > projimo.

11.  La i consonántica inicial o intervocálica puede evolucionar a j/y:

                Iam > ya,  Iulium > Julio, maiorem > mayor.

12.  Las consonantes geminadas sueles resolverse en sus correspondientes simples:

                    Illustrem > ilustre,  vaccam > vaca.

13.  El grupo ti se transforma en ci:

                    Militiam > milicia.

14.  La c ante e/i a veces se mantiene y a veces evoluciona a z:

                    Veloces > veloces/velocem > veloz.

15.  Las consonantes finales tienden a desaparecer:

                    Amat > ama.